No trates de hacer todo.

No trates de hacer todo.



Estimated read time: 7-8 minutes

This archived news story is available only for your personal, non-commercial use. Information in the story may be outdated or superseded by additional information. Reading or replaying the story in its archived form does not constitute a republication of the story.

SALT LAKE CITY — En esta edición de LIFEadvice, la instructora Kim aborda el miedo y el estrés que viene con las expectativas irreales al tratar de hacer todo. Ella da algunos consejos para cambiar tanto tus ideas como tu pensamiento.

Pregunta:

Estoy muy preocupada y desanimada. No importa cuánto me esfuerce, la lista de lo que no he terminado o no he completado de una manera satisfactoria es más larga que la lista de las que sí hago. Siento como si fuera cayendo y no pudiera encontrar la luz al final del túnel. No hay suficientes horas en un día, estoy cansada y me siento un fracaso. ¿Algún consejo para mí?

Respuesta**:**

No estás sola en esto. Querer hacer todo y de una manera perfecta, debe ser como un lema de estado para nosotros. Cuando tienes una presión interna que te obliga a ser perfecta y con expectativas poco realistas acerca de lo que necesitas hacer, la desilusión, la depresión y la baja autoestima son inevitables. Lo perfecto no es posible Y tú no puedes hacer todo.

Aquí hay algunas sugerencias que podrían ayudarte:

  1. Haz una lista de todo lo que necesitas hacer en una semana; también escribe cuanto tiempo toma cada una de esas tareas. Luego enlaza estas en un calendario y ve que tan realista es tu lista. ¿Hay suficientes horas en un día para hacer todo lo que tienes que hacer?
  2. Lee tu lista nuevamente y luego decide cuáles son tus prioridades. ¿Qué es lo que puedes quitar o dejar de hacer? No puedes hacer todo. Es hora de dejar algunas tareas fuera de esa lista (te explicaré como hacerlo sin sentir culpa más adelante). Algunas cosas pudieran esperar diferentes momentos de tu vida.
  3. Mucho de nuestro sufrimiento viene de nuestras expectativas acerca de cómo deben ser las cosas. Estas expectativas son algo que trazaste o aceptaste como un hecho en tu propia mente. Esto significa que tienes el poder de cambiar de idea, y es algo que tienes que hacer. Debes bajar un poco tus estándares y saber que tu valor será el mismo. (Recuerda que tu valor es infinito y absoluto. y no cambia en base a cuanto sea lo que hagas) La vida es una escuela, no un examen, así que dejar de hacer algunas cosas (de manera que puedas tener más paz y felicidad), no afectará tu valía. Creo que es mejor hacer menos, pero hacerlo con felicidad y paz (Claro, no me refiero a ser perezoso y andar a la deriva por la vida, solo a ser realista acerca de lo que es suficiente).
  4. No exageres al escribir una lista de pendientes. Este tipo de listas te abrumarán. Mientras estés trabajando en algo cada cosa de la lista pesará sobre tu cabeza también. En lugar de eso, enlaza la lista a un calendario (empleando el manejo de tiempo real) en el día y la hora que vas a hacerla. Entonces, solo tendrás que preocuparte de una cosa a la vez.
  5. No trates de hacer todo al mismo tiempo. Hacer muchas cosas a la vez significa que no haces ninguna de ellas bien, y agrega estrés. Es mejor apartar tiempo para enfocarte en una sola cosa y luego la otra. Yo intentaba cocinar mientras ayudaba a los niños con la tarea. Todo eso creaba niños insatisfechos y una cena quemada. Planea tu rutina enfocándote en una sola cosa a la vez.
  6. Asegúrate de planear un tiempo para tu propio bienestar y pégalo en tu horario cada semana. Si no lo haces, pronto no tendrás nada que dar de ti misma. Sentirás resentimiento hacia tu familia porque no llenas tus necesidades. Aparta algo de tiempo para tu cuidado físico, espiritual y mental. Haz de todo esto una prioridad. No te sientas culpable o egoísta haciendo esto, a la vez le estás enseñando a tus hijos a valorarse. Además estas cuidando de ti misma por lo que tendrás más que darles. Ama a tu prójimo como a ti mismo, no “en lugar de” ti mismo.
  7. Aparta unos pocos minutos al día para meditar u orar. Aprender a estar en calma y enfocarse en dar gracias hace maravillas.
  8. discúlpate pronto por las cosas que no terminaste – porque por alguna razón este día fue perfecto. Aprende la lección que este día te enseñó y puedes hacer las cosas de una forma diferente la próxima vez. Pero no desperdicies tu tiempo en lamentaciones, culpa o vergüenza. No te sirve a ti, ni a nadie más de ninguna forma. Esos son sentimientos sobre cosas que no puedes cambiar. Adopta la regla de no permitirles alojarse en ti.
  9. Asegúrate de no estar sobrecargada de trabajo como una forma de conseguir simpatía, amor o para validarte por lo responsable que eres. Puede que inconscientemente prefieras estar ocupada porque te acarrea algún beneficio. Haz un balance de lo que te está costando estar sobrecargada de trabajo. Considera si no te respetarías más por ser fuerte, calmada y llena de paz. Recuerda que tú controlas las ideas en tu cabeza. Sentirte abrumada es una decisión. Puedes escoger sentirte bien, segura y feliz si quieres.
  10. Deja de compararte con otros. Nadie vino a este mundo a cumplir las expectativas de nadie. Esto significa que no puedes compararte con nadie más. Esto podría significar salirte de Printerest o de cualquier otra red social si aumentan tu tendencia a compararte. Recuerda que tu valía es la misma, sin importar lo que la gente haga.
  11. Se flexible. La vida nos enfrenta a retos, golpes y cambios. No te des por vencido cuando los planes se derrumben. Aférrate a ellos. confía en el proceso de la vida. Hay un orden divino en el universo, y tu vida no es la excepción. Confía en lo que venga, está ahí para ayudarte de alguna manera. Confiar en la vida en este nivel te brindará más paz.
  12. Escoge la felicidad. Tienes el poder de escoger una actitud a cada momento. Aprendimos esto de Viktor Frankl, quien estuvo preso en un campo de concentración durante la segunda guerra mundial. Si él pudo escoger una actitud de confianza y amor en su situación, tú también puedes. Aunque es cuestión de práctica.
Tienes el poder de luchar contra el miedo al fracaso e imperfección que ronda tu cabeza. Solo son pensamientos (vienen de la voz del miedo de tu ego). Tienes el poder de pedirle a esa voz que se calle y de una manera consiente escoger sentirte seguro y lo suficientemente bueno justo ahora. Esta es la parte que no puedo hacer por ti. Eres el único que tiene el poder de determinar como te sentirás a cada momento.

Napoleón Hill (autor de "burlando al diablo”) dijo, “Al ser humano no le fue dado control completo sobre nada con excepción del poder de su propios pensamientos.”

Considero que esto es verdad. Cuando te sientes fuera de control, puedes manejar tus pensamientos. Puedes escoger sentirte en paz, sin culpas, seguro, amado, valorado y lo suficientemente bueno. También deberías trabajar en la habilidad para manejar tu tiempo y ser más organizado, pero sin controlar tus pensamientos basados en el miedo no será suficiente. Tienes que decidir salir del miedo. Tienes que buscar ayuda profesional para aprender la forma.

Continúa trabajando en estos principios y podrás hacerlo.

Pregúntale a Kim.

Tienes alguna pregunta para la instructor Kim, o quizás algún tema que te gustaría que ella abordara.

Enviale un correo a kim@lifea dviceradio.comMyrna del Carmen Flores es maestra de inglés y madre de dos jóvenes. Puedes contactarla en llamas_m4rk@hotmail.com

SIGN UP FOR THE KSL.COM NEWSLETTER

Catch up on the top news and features from KSL.com, sent weekly.
By subscribing, you acknowledge and agree to KSL.com's Terms of Use and Privacy Policy.

KSL Weather Forecast