Si piensas que ser madre es difícil, este mensaje es para ti

Si piensas que ser madre es difícil, este mensaje es para ti

By Maria Fernanda Rojas Carrin, Familias.com | Posted - Jul. 1, 2014 at 8:29 p.m.



This archived news story is available only for your personal, non-commercial use. Information in the story may be outdated or superseded by additional information. Reading or replaying the story in its archived form does not constitute a republication of the story.

Desde que somos pequeñas, muchas de nosotras jugamos a ser mamás. Esa pequeña muñeca o muñeco es nuestra(o) primer hija(o); con las facilidades que nos da la edad la cuidamos, la alimentamos y velamos por ella. Con el paso del tiempo y llegamos a la adolescencia la dejamos de lado, son otros los intereses que tenemos; ya no pensamos en ser madres, salvo cuando llegamos a una edad adulta en la que sentimos la necesidad de la maternidad. Digo que sentimos la necesidad porque en mi caso fue así; me casé cuando tenía 22 años, dentro de nuestros planes estaba tener nuestro primer hijo después de 5 años de casados. Unos meses antes de quedar embarazada, mi esposo y yo bromeábamos al imaginarnos cómo sería tener un bebé; empezamos a crear ese espacio que necesitaba ser ocupado. Sin planearlo, cuando cumplimos 11 meses de casados quedé embarazada; mi hijo llegó cuando tenía 24 años.

Cuando tuve a mi hijo en brazos por primera vez, lo único que hice fue contemplarlo y comprobar, una vez más, el infinito amor que tiene Dios para nosotros que nos confía a uno de sus hijos para que podamos criarlo en amor y rectitud. Como leí en un texto “la vida no viene con un manual de instrucciones, viene con una mamá”; una mamá que cuando es primeriza desconoce prácticamente todo, una mamá que crece y aprende con su hijo.

Muchas veces me he preguntado sí soy buena madre, sí estoy cumpliendo y retribuyendo la confianza que Dios puso en mis manos al darme uno de sus hijos; sí estoy enseñándole a ser una buena persona, porque ciertamente también soy humana y puedo cometer errores. Puedo decir que todos los días encuentro la respuesta a esa pregunta al ver a mi hijo sano y amoroso. Sé que hay días difíciles, en los que nuestro rol de madre puede verse complicado con las ocupaciones de la casa, del trabajo, de la escuela; acciones que se confabulan entre sí para hacernos perder la cabeza. Solemos tener situaciones en las que no sabemos qué hacer, cómo reaccionar; sin embargo, es en esas circunstancias cuando más recuerdo que nuestro Padre Celestial no nos da mandamientos sin antes prepararnos el camino; camino en el que nuestra prioridad debe ser nuestra familia, nuestros hijos y así cumplir con el mandato de ser madre.

Es verdad que para conseguirlo debemos renunciar a algunas cosas a las que quizá estuvimos acostumbradas, como el salir o reunirse con amigas, salir en la noche o simplemente estar sentadas en un sofá leyendo un libro; cosas que quizás no son tan importantes para nuestro desarrollo personal, como lo es el ser madre y criar un hijo. Ese hijo que ve en nosotros un ejemplo y sobre el cual ejercemos una influencia incalculable; al criar a nuestros hijos con amor, estamos criando hombres de bien.

No lo podemos hacer todo, no tenemos la solución a todo, no podemos enseñarles todo, pero podemos amarlos infinitamente, entenderlos y ayudarlos en todo con amor, ese amor que nos dejará decir, definitivamente, que ser madre no es para nada difícil.

Maria Fernanda Rojas Carrin
    Familias.com

      SIGN UP FOR THE KSL.COM NEWSLETTER

      Catch up on the top news and features from KSL.com, sent weekly.
      By subscribing, you acknowledge and agree to KSL.com's Terms of Use and Privacy Policy.

      KSL Weather Forecast