3 buenas formas de dar cumplidos a tu hijo

3 buenas formas de dar cumplidos a tu hijo

By Leah Perry | Posted - Oct. 2, 2014 at 6:58 p.m.



This archived news story is available only for your personal, non-commercial use. Information in the story may be outdated or superseded by additional information. Reading or replaying the story in its archived form does not constitute a republication of the story.

A todo el mundo le gusta recibir cumplidos, incluso a los niños. Pero los estudios muestran que demasiados cumplidos o el hacerlo de la manera equivocada en realidad puede hacer más daño que bien.

El educador y escritor Kumar Sathy habla de varios ejemplos de elogios que pueden sonar muy bien, pero en realidad son contraproducentes. Algunos de esos son: "¡Eres tan inteligente!", "Eres excelente en matemáticas" y "¡Qué bien lees!"

Sathy señala que cuando a un niño le ponen la etiqueta de ser "excelente" en algo, el niño le pone menos esfuerzo a las asignaciones e incluso, con el fin de continuar recibiendo cumplidos más adelante, puede evitar tareas más difíciles donde necesite usar esa habilidad en el futuro.

Un estudio realizado por la Federación Americana de Maestros avaló este hallazgo. En el estudio, un niño que fue elogiado por ser "muy inteligente", después de que le fue bien en una prueba, más tarde cuando se le dio la opción de elegir entre dos exámenes, eligió el más fácil.

Sin embargo, el estudio también encontró que los estudiantes que fueron reconocidos por sus esfuerzos de una manera más específica, en lugar de sólo por su resultado, fueron más propensos a elegir el examen más difícil.

Así que ¿Cuáles son los cumplidos buenos para tus niños? Las siguientes tres estrategias aumentarán la autoestima de tus hijos al mismo tiempo que les permitirá desafiarse a sí mismos en diversas tareas.

Felicítalos por sus esfuerzos en la tarea, no en lo bien que lo están haciendo

De acuerdo con un estudio realizado por Carol Dweck, autora y profesora de psicología en la Universidad de Stanford, los niños que fueron elogiados usando la frase, "eres muy inteligente en estos problemas", pusieron menos esfuerzo después que los niños que fueron elogiados usando la frase, "debes haber trabajado mucho en estos problemas." Dweck considera que este tipo de cumplido por los esfuerzos "fomenta la motivación al esfuerzo" en el futuro.

Así que en vez de dar uno de esos elogios como: "¡Eres tan inteligente!", dale un cumplido por el esfuerzo que tu hijo haya puesto en una tarea, ya que lo alentará para seguir trabajando duro en esa tarea en el futuro.

Utiliza palabras descriptivas al dar el cumplido

Un estudio publicado en "Psicología de la Educación" sobre los efectos de los cumplidos en los niños encontró que darles información más descriptiva les ayuda a identificar más específicamente lo que están haciendo correctamente.

Un ejemplo de esto podría ser, "Me gusta mucho la forma en que incluiste tu tesis al principio del documento para que los lectores sepan de lo que vas a exponer."

Pero Jennifer Henderlong y Mark Lepper, líderes de este estudio, observaron una advertencia importante para esto. Incluso cuando seas lo más descriptivo y específico posible, todavía es importante mantener los estándares que le estás poniendo al niño a un nivel razonablemente alcanzable.

Descubrieron que cuando un padre utiliza descripciones que son inalcanzables, como, "¡Nadie toca la guitarra como tú!," los niños pueden sentirse inadecuados e incapaces de alcanzar esos altos estándares en el futuro.

Elógialos cuando en realidad sea un trabajo bien hecho

En un artículo del 2013 sobre la forma de dar cumplidos adecuadamente a los hijos, la psicóloga Susan Newman analizó cómo construir la autoestima de un niño de una manera sana y constructiva.

Ella afirma que los cumplidos se pueden utilizar como una buena herramienta si un niño realmente se lo gana, ya que refuerza su esfuerzo. El dar cumplidos a los niños por un trabajo que no está bien hecho o que no necesita mucho esfuerzo para hacerse termina siendo contraproducente.

Usando una frase como, "Gracias por barrer esas hojas del patio; me ayudaste mucho y se ve muy limpio y bonito ahora" utiliza vocabulario específico y lo utiliza en una situación en la que se ha ganado el elogio.

Del mismo modo, el psicólogo Wulf-Uwe Meyer realizó un estudio que encontró que los niños a menudo ven a los elogios de los maestros y de sus padres como una señal de que en realidad hay un problema y necesitan que les den ánimos. Así que en lugar de dar ánimos constantemente o con demasiada frecuencia en una variedad de cosas, trata de ser sincero y auténtico en tus cumplidos y hacerlo sólo por las cosas que más importan.

Traducido por Amiel CoccoAmiel es el gerente y editor de www.TodoSobreAmor.com donde se dan consejos de amor a las parejas y familias. Amiel tiene una licenciatura en Marketing y Comunicaciones de la Universidad Brigham Young

Leah Perry

    SIGN UP FOR THE KSL.COM NEWSLETTER

    Catch up on the top news and features from KSL.com, sent weekly.
    By subscribing, you acknowledge and agree to KSL.com's Terms of Use and Privacy Policy.

    KSL Weather Forecast