Víctimas de las FARC piden justicia y reparación



Estimated read time: 6-7 minutes

This archived news story is available only for your personal, non-commercial use. Information in the story may be outdated or superseded by additional information. Reading or replaying the story in its archived form does not constitute a republication of the story.

Como un diálogo de sordos se inicio en la ciudad de Oslo (Noruega) el diálogo entre el gobierno del presidente colombiano, Juan Manuel Santos y los cabecillas de la red narcoterrorista FARC. Mientras los representantes del Gobierno de Colombia encabezados por el exvicepresidente Humberto de la Calle Lombana exhortaban a las FARC a “darle la cara a sus víctimas”, los terroristas se colocaban ellos mismos en la posición de mansas palomas y acusaban a los militares de ser los victimarios. Con un discurso obsoleto y fanatizado, el vocero de los terroristas, Iván Márquez repitió las viejas monsergas del catecismo marxista, ya desechado en el basurero de la historia por aquellos países en donde nació. Como si vivieran todavía en la época de la guerra fría, los representantes de las FARC insistieron en repetir el esquema que hoy solo sobrevive en Corea del Norte, Venezuela y Cuba. Entre tanto, mientras crecía la inconformidad en Colombia ante estas conversaciones en el exterior, las verdaderas víctimas de más de 50 años de terror, violencia y masacres adelantadas por las FARC en el país sudamericano, exigieron “Justicia y Reparación”. Erwin Hoyos director del programa “Las Voces del Secuestro” y Clara Rojas de la fundación “País Libre” que representa a los familiares de los secuestrados, están proponiendo llevar a 100 víctimas a Cuba para exigir que los escuchen en la mesa de las negociaciones. Una de ellas, en un testimonio desgarrador, narró la tragedia del reclutamiento de niños con el que las FARC han venido reemplazando a los guerrilleros abatidos, por la certera acción de los bombardeos de la Fuerza Aérea de Colombia. Zulai Contreras es la madre de la niña, María José Molina Contreras que fue secuestrada por las FARC en Venezuela, y que fue vista por sus familiares en un video de TV con uniforme de esta banda terrorista, y un fusil en sus manos. Esta es una de los miles de niños que son secuestrados masivamente de las escuelas rurales en Colombia, para convertirlos en asesinos profesionales del cártel de narcotraficantes de las FARC. Muchas veces para que los niños se acostumbren a ser “buenos” guerrilleros, los obligan a matar a sus propios hermanos y padres, según denunciaron las víctimas que se manifestaron en la plaza central de la capital Santa Fe de Bogotá. El Comité Nacional de Víctimas de la Guerrilla, una organización muy importante fundada hace más de 20 años por las víctimas de las FARC, está realizando una mesa paralela a la de los diálogos del Gobierno y la guerrilla. Fernando Vargas, su director, ha presentado denuncias en el Congreso de Colombia y ante la Comisión de Derechos Humanos de la OEA en Washington DC, y ha sufrido numerosos atentados contra su vida por estas denuncias que resultan tan molestas a los terroristas, y a los gobiernos de Colombia que han obrado como apaciguadores y colaboracionistas con estos criminales. “No puede haber paz en Colombia si no se escuchan a las víctimas de las guerrillas”, aseveró Vargas, quien ha tenido víctimas en su propia familia. Vargas denunció que el Gobierno no ha querido escuchar, ni menos atender las peticiones de las víctimas de la guerrilla y solo le importa la suerte de las víctimas de los paramilitares. A la mesa de las víctimas de la guerrilla, el exministro de justicia de Colombia y periodista, Fernando Londoño Hoyos dirigió un mensaje de solidaridad. Londoño ha denunciado públicamente al presidente Santos de iniciar este proceso de diálogos, con el único propósito de ganarse un Premio Nobel de la Paz o de alcanzar un puesto en algún organismo internacional, tal como la Organización de las Naciones Unidas. El expresidente, Alvaro Uribe Vélez y el precandidato a la presidencia, Oscar Iván Zuluaga también se han sumado a la oposición generalizada contra este proceso, que le garantiza a las FARC que no pagarán un solo día de cárcel por sus delitos. Ni la Corte Penal Internacional, ni el Derecho Internacional admiten la amnistía de los delitos atroces cometidos por las FARC que han sido los peores asesinos y violadores a los derechos humanos de los colombianos, ha señalado Londoño. Las FARC han lanzado cilindros de gas contra mas de 150 pueblos indefensos, matando y quemando vivos a mujeres y niños. Incendiaron una iglesia con más de 180 personas entre mujeres y niños, durante una incursión guerrillera que realizaron en la población de Bojayá. Quemaron vivos a los habitantes del pueblo de Machuca, han matado más de un millón de colombianos y desplazado de sus hogares a otros 6 millones, durante toda su existencia. Las FARC durante 50 años de accionar han arruinado a Colombia, han sumido en la miseria moral y material a todo un país, mientras ellos se enriquecían con sus despojos y con el negocio de la droga. Londoño, también está denunciando a través de su programa radial diario de audiencia nacional, “La Hora de la Verdad” que las FARC es la organización más rica de Colombia, gracias a que son el mayor cártel de narcotraficantes del mundo. El ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón denunció que las FARC ganan 3500 millones de dólares al año, por la exportación de 200 toneladas de cocaína, sin contar con los ingresos que obtienen por la extorsión, el secuestro y las tierras robadas a los campesinos, que son cerca de un millón y medio de hectáreas. Las FARC ganan más dinero que las empresas más ricas de Colombia. Sus ingresos superan en 6 veces, a los de los bancos de Colombia y de Bogotá. Superan en 3 veces el grupo AVAL y al denominado Sindicato Antioqueño, que aglutina a las principales empresas de Colombia. Incluso, el dinero que le llega a las FARC por el negocio de la droga con el que envenenan a los niños de Estados Unidos es 3 veces mayor, que el que produce la empresa de teléfonos celulares de Colombia Comcel, propiedad del hombre más rico del mundo, el mexicano Slim. También, tienen más dinero que la aerolínea colombiana Avianc, que anualmente factura 340 mil millones en utilidades. Las encuestas en Colombia muestran que aunque los colombianos dicen querer la paz, desaprueban por una amplia mayoría estos diálogos con impunidad que se están adelantando en Cuba con el auspicio de los tiranos, Fidel Castro y Hugo Chávez. El expresidente Alvaro Uribe Vélez dijo refiriéndose a estas negociaciones, en reciente entrevista con el periodista de Univisión, Jorge Ramos, que las FARC son peores que Al Quaeda y se preguntó ¿Qué tal que al gobierno de Obama le diera por sentarse en una mesa a dialogar con los seguidores de Bin Laden? Angel Reinaldo Escobar is a journalist with more than 10 years of experience as a political editor in Washington DC and 3 years in Salt Lake City. He is an expert in politics, Hispanic issues, national and hemispherical security

Reinaldo Escobar

    SIGN UP FOR THE KSL.COM NEWSLETTER

    Catch up on the top news and features from KSL.com, sent weekly.
    By subscribing, you acknowledge and agree to KSL.com's Terms of Use and Privacy Policy.

    KSL Weather Forecast