Niños saludables en la meta

Niños saludables en la meta

By Cecilia Skinner | Posted - Sep. 11, 2012 at 10:58 a.m.


4 photos

This archived news story is available only for your personal, non-commercial use. Information in the story may be outdated or superseded by additional information. Reading or replaying the story in its archived form does not constitute a republication of the story.

Melissa Henrie sabe muy bien lo que tienen que hacer para mantenerse saludable y en forma. A sus nueve años de edad, ella está consciente que el ejercicio es una de las claves para seguir creciendo, así como una alimentación balanceada. "Me gusta participar en esta clase de actividades, porque me ayudan a mantenerme activa y me recuerdan que el ejercicio es importante para nuestra salud y para mi desarrollo físico", afirma Melissa, después de haber terminado en primer lugar, una competencia organizada por United Way y South Salt Lake, el sábado 8 de septiembre por la mañana. Decenas de jóvenes, niños de todas las edades y padres se congregaron en Granite High School para celebrar juntos, la buena salud de una manera única. En lugar de una competencia de carreras, ya fuera alrededor de una pista, un parque o un vecindario, los participantes fueron invitados a realizar una travesía de ejercicios que incluía el saltar el lazo, brincar entre llantas, sobrepasar obstáculos como tubos, llevar carretillas, etc. Todos los concurrentes gozaron de la actividad. Inclusive los más pequeñitos, que eran niños que recién habían comenzado a caminar, pudieron disfrutar de las actividades, las cuales fueron planeadas para llenar las necesidades de todos los participantes. Combatiendo la obesidad Esta actividad forma parte del esfuerzo que la ciudad está haciendo en conjunto con United Way, para combatir la obesidad en el área. Recientes estadísticas mostraron que el 57 por ciento de la población tiene sobrepeso o está obesa, 30 por ciento de los residentes tienen mala salud y 17 por ciento tienen diabetes. "En la medida que combatimos estas alarmantes estadísticas, tenemos la esperanza que esta actividad ayude a despertar en las familias la necesidad de mantenerse físicamente activos", dice Ashly Hillman, directora de Collective Impact, South Salt Lake. "Esta actividad fue diseñada para ofrecerle a la familia, no solo un rato de entretenimiento, sino también para ayudarle a despertar los hábitos del ejercicio. Obesidad en los niños Debido a las facilidades que la vida moderna ofrece, cada día lis niños permanecen más tiempo realizando tareas sentados que caminando o haciendo ejercicios. En lugar de caminar a la escuela que les queda a unas cuantas cuadras de distancia, los estudiantes ya sea toman el autobús o sus padres los llevan en sus autos. "Es mucho más fácil para nosotros llevarlos en el carro que a pie. Además, mientras en el auto nos toma cinco minutos, caminando nos toma media hora y no tenemos tanto tiempo, porque tanto Ignacio como yo trabajamos", comenta Iliada Gracía, cuando OKespañol le preguntó por qué llevaba sus hijos en auto a la escuela. Estas decisiones que diariamente las familias toman, debido al estilo de vida que se lleva en este país, hace que los individuos hagan menos ejercicios y por ende, terminen más tiempo sentados y comiencen a ganar libras en su peso que no necesitan. El problema de la obesidad en los niños ha aumentado considerablemente en los Estados Unidos, durante los últimos años. Las estadísticas muestran que entre un 13 a 16 por ciento de los niños y adolescentes son obesos, cifras que son alarmantes, por lar innumerables complicaciones con la salud que un individuo puede desarrollar. La obesidad es una de las condiciones médicas más fáciles de detectar, pero cuyo tratamiento y control es muy difícil. El aumento de peso debido a una dieta inadecuada y a la falta de ejercicio, es responsable de más de 300,000 muertes al año, y con un costo anual que se estima alrededor de unos $100 billones de dólares. Un niño con sobrepeso, tiende a convertirse en un adulto obeso, a menos que adopte un patrón de vida mucho más saludable y ejercicio. ¿Qué es la obesidad? El tener unas libritas de más no significa mucho, pero puede ser el inicio de un problema grave. Un niño se considera con sobrepeso cuando pesa por lo menos un 10 por ciento más que el peso recomendado para su estatura y su tipo de cuerpo. La obesidad comienza entre los 5 a 6 años y durante la adolescencia. Las estadísticas han demostrado que los niños obesos entre los 10 a 13 años de edad, tienen un 80 por ciento de probabilidades de convertirse en un adulto obeso. ¿Qué la causa? Hay varios factores que incluye la parte genética, biológica y cultural. Básicamente ocurre, cuando la persona ingiere más calorías que las que el cuerpo quema. Cuando un padre es obeso, los hijos tienen un 50 por ciento de posibilidad de ser obesos y si son los dos padres obesos, el hijo tiene un 80 por ciento de posibilidades. En una gran mayoría, los casos de obesidad en los niños pueden estar relacionadas con:

  • Hábitos alimenticios pobres
  • Perder la capacidad para determinar cuando parar de comer
  • Falta de ejercicio
  • Historial de obesidad en la familia
  • Enfermedades médicas
  • Medicamentos
  • Cambios en la vida que causan estrés
  • Baja autoestima
  • Depresión o problemas emocionales
¿Cuáles son los riesgos? Dentro de los más comunes se encuentran: - Aumento en el riesgo de enfermedades del corazón
  • Alta presión
  • Diabetes
  • Problemas al respirar
  • Dificultades para dormir
La obesidad en los niños y adolescentes está también asociada con un aumento en el riesgo de problemas emocionales. Los adolescentes con problemas de peso tienden a tener una autoestima mucho más baja, y tienden a ser menos populares con sus pares. La depresión, la ansiedad y el desorden obsesivo compulsivo, también pueden ocurrir. ¿Cómo se puede manejar?Los niños obesos necesitan una evaluación médica por un pediatra o médico de familia, para considerar la posibilidad de una causa física. En ausencia de un desorden físico, la única manera de perder peso es reduciendo el número de calorías que se comen y aumentando el nivel de actividad física del niño o adolescente. Las formas para perder peso incluyen: - comenzar un programa de control del peso
  • cambiar los hábitos de comer (comer despacio, desarrollar una rutina)
  • planificar las comidas y hacer una mejor selección de los alimentos, comer menos alimentos grasosos y evitar los alimentos de poco valor nutritivo (junk and fast foods)
  • controlar las porciones y consumir menos calorías
  • aumentar la actividad física (especialmente el caminar) y tener un patrón de vida más activo
  • enterarse de lo que su niño come en la escuela
  • hacer las comidas en familia, en vez de estar viendo la televisión o estar en la computadora
  • no utilizar los alimentos como premio
  • limitar las meriendas
  • asistir a un grupo de apoyo La obesidad con frecuencia se convierte en una cuestión para toda la vida. La razón por la cual, la mayoría de los adolescentes ganan las libras que han perdido es que al alcanzar su meta, ellos regresan a sus hábitos viejos de comer y ejercitarse. Un adolescente obeso, por lo tanto tiene que aprender a comer y a disfrutar de los alimentos saludables en cantidad moderada, y ejercitarse regularmente para mantener el peso deseado. Los padres de un niño obeso pueden mejorar la autoestima de su hijo enfatizando sus puntos fuertes y cualidades positivas, en vez de enfocarse en el problema del peso.
She is the Community Editor and investigative reporter for OKespañol a Spanish publication of Deseret Media. She has more than 20 years of experience writing and editing in Spanish. She focuses on education, health and immigration.

Photos

Cecilia Skinner

    SIGN UP FOR THE KSL.COM NEWSLETTER

    Catch up on the top news and features from KSL.com, sent weekly.
    By subscribing, you acknowledge and agree to KSL.com's Terms of Use and Privacy Policy.

    KSL Weather Forecast