¿Cómo hablar con su cónyuge sin llegar a ofender?

¿Cómo hablar con su cónyuge sin llegar a ofender?

By Kim Giles | Posted - Sep. 3, 2015 at 7:16 p.m.



This archived news story is available only for your personal, non-commercial use. Information in the story may be outdated or superseded by additional information. Reading or replaying the story in its archived form does not constitute a republication of the story.

Pregunta:

Acabo de leer su artículo en referido al hecho de tener una mentalidad de víctima. ¿Qué le recomendaría a alguien que tiene una pareja con esa configuración mental de víctima? El problema es que asusta a nuestros niños pequeños, y los mayores han visto ese comportamiento con tanta frecuencia que simplemente están hartos. Esto probablemente empeora la situación porque la lleva a pensar que a nadie le importa cuando, en realidad, simplemente se dan cuenta de que no hay nada que puedan decir o hacer para corregirla. Mi esposa obstruye cualquier esfuerzo por comunicarse al respecto. He sugerido anteriormente una terapia, pero se niega a reconocer que tiene un problema. ¿Cómo se ayuda a alguien a romper ese círculo?

Respuesta:

Es algo difícil porque resulta imposible cambiar o corregir a otros individuos hasta que ellos mismos deciden que están listos para (o quieren) cambiar, y ella realmente necesita ayuda profesional para cambiar la forma en que se siente, cómo ve las cosas y cómo se comporta. La siguiente es una lista de algunas cosas que usted puede hacer para que ella se abra al cambio:

1 Reparar la autoestima familiar.

Su esposa está inmersa en el miedo al fracaso pensando que ella no es lo suficientemente buena. Por eso no puede manejar ninguna conversación sobre sus defectos. En su mente, si tiene algún defecto, entonces no tiene ningún valor y el dolor que eso implica es terrible. Por eso se pone a la defensiva cuando usted plantea el tema de su comportamiento.

Puede comenzar a corregirlo dándole montones de validación positiva (señalando todo lo bueno que hay en ella), pero eso solo no bastará. Lo que necesita es un vuelco fundamental en sus creencias básicas sobre sí misma y de dónde procede el valor. En mi libro "Choosing Clarity", explicó cómo cambiar nuestras creencias básicas y reemplazarlas por otras más positivas y menos temerosas. Aunque ella no lo lea, usted sí debería hacerlo y debería comenzar a enseñar los principios a su familia. Ella (y la mayoría de nosotros) cree que nuestro valor como seres humanos es modificable y está en riesgo.

Pensamos que podemos adquirir más valor a través de nuestra apariencia, nuestro desempeño y la aceptación de los demás, y podemos perder valor si nuestra apariencia o nuestro desempeño son malos o los otros no nos aprueban. Subconscientemente, vemos la vida como una prueba en la que debemos ganarnos el valor, lo cual significa que también podemos fracasar. Tenemos, en la gran mayoría de los casos, un miedo debilitante al fracaso, lo cual nos vuelve desesperados por una validación, un amor comprensivo y tranquilidad. Esta necesidad también nos vuelve menos capaces de estar presentes para otros y satisfacer sus necesidades. ¿Se da cuenta de cómo ocurre esto con su esposa? Tiene tanto miedo de no ser lo bastante buena que no tiene nada para darles ni a usted ni a los chicos. Es un manojo de necesidad porque tiene miedo.

Ayudara a todos en la familia que ella cambiara esta creencia. Usted puede enseñarles a creer que los seres humanos tienen un valor infinito, absoluto e intrínseco que no cambia. Comience a enseñar a sus hijos y a su esposa que su valor proviene de su carácter único, de ser uno en su especie, de ser almas humanas irreemplazables y hábleles sobre su naturaleza de seres divinos. Enséñeles que la vida es un aula, no un examen (lo cual significa que todo lo que experimentan es una lección, no algo que cuenta en contra de su valor).

Enséñeles que los defectos, los errores y las debilidades son parte del aula para que podamos crecer, pero que no significan que valemos menos que otros. Esto significa que está bien ser imperfecto, con conflictos y deficiente.

Enséñeles que todos los seres humanos tienen el mismo valor, todo el tiempo, pase lo que pase. Si usted trabaja primero en modificar esta creencia básica, su esposa estar en mejore condiciones para hablar de cambiar su conducta (porque su valor no estar sujeto a ésta). Hay montones de recursos gratis en mi sitio Web (podcasts, artículos, hojas de ejercicios y una evaluación del miedo) para ayudarle a cambiar esta creencia. Espero que los aproveche y trabaje en esto, porque es lo más grande que puede hacer por su familia susceptible de generar un cambio de vida. Esta creencia es la que causa la mayor parte de nuestro sufrimiento, estrés y desaliento.

Si usted puede ayudar a su esposa a cambiar esa creencia, pronto podrá hablar de cualquier tema sin perturbarla. Su esposa también tiene problemas con el "miedo a la pérdida" que viene de su creencia errónea de que las personas y la vida pueden ser desleales y hacer que su vida sea menos de lo que debería ser. Es aquí donde aparece la mentalidad de víctima. Usted también puede enseñar a su familia a ver la vida como un maestro sabio que sabe lo que hace y siempre nos trae experiencias que nos sirven para nuestro crecimiento. Puede enseñarles a confiar en el proceso de la vida y recibir cada situación con curiosidad y gratitud por lo que les enseñará. Superar el miedo a la pérdida la ayudará verdaderamente con su mentalidad de víctima. Muchas de las parejas que tienen dificultades en su matrimonio piensan que están teniendo problemas de comunicación, pero las habilidades para comunicarse no son en realidad el problema.

El verdadero problema es que ambos tienen miedos, que afloran cada vez que tratan de hablarse. Ambos temen no ser lo bastante buenos y les da miedo la pérdida (que les quiten algo, no ser apreciados), y esos miedos los ponen a la defensiva, los vuelven egoístas y necesitados, un estado en el cual son incapaces de amar.

El miedo siempre nos lleva a concentrarnos en lo que necesitamos o no estamos consiguiendo y en ese estado no somos capaces de dar amor. Por eso los dos se sienten no queridos: los dos están demasiado asustados y preocupados por sí mismos. Si quiere una mejor comunicación en su matrimonio, empiece por trabajar en sus propios miedos al fracaso y a la pérdida. Cuando los dos se sientan a salvo, plenos y bien consigo mismos, podrán hablar de cualquier cosa.

2 Tenga un diálogo de validación mutua con ella y recomiende ayuda para ambos.

Hay instrucciones excelentes para mantener diálogos de validación (como deben ser) en la página de descargas de mi sitio Web. Primero, haga preguntas y escuche qué siente ella respecto de su relación, de la vida y la familia.

¿Qué problemas ve ella? ¿Cómo cree ella que usted podría hacer mejor las cosas? ¿Qué podría hacer usted para ser un mejor marido? Escuche, respete y valide todo lo que diga y lo que pida. Luego diga algo como por ejemplo "Querida, realmente quiero que tengamos un buen matrimonio y que seamos los mejores padres. Me preguntaba si estarías dispuesta a que los dos recibamos algún tipo de asesoramiento o terapia para poder mejorar nuestras habilidades de relación, aprender cómo tener un matrimonio más pleno y ser realmente buenos padres.¿Estarías dispuesta a hacerlo conmigo?"

Hágale saber que es una persona maravillosa, que usted la adora y que es afortunado por haberse casado con ella, y que siempre quiere avanzar y aprender nuevas cosas para que su vida en común sea cada vez mejor. Ofrézcase a pagar una terapia o coaching para la vida en los que participen ambos, pero deje bien claro que la idea es que los dos quieren ser ms felices y sanos.

No se trata de resolver el problema de ella. Encuentre un terapeuta o consultor que trabaje con cada uno por separado sobre el mismo material al mismo tiempo. Esto le dará a cada uno un espacio más seguro para trabajar en sí mismo. Confíe en mí, da mucho mejor resultado que ir juntos.

Su esposa necesita un lugar para hacerse cargo de su drama de víctima y trabajar en su cambio personal, sin la presencia suya en el lugar. Se sentirá mejor si usted también está dispuesto a trabajar sobre usted mismo.

Usted puede hacerlo. Kimberly Giles is the president of claritypointcoaching.com. She is the author of the book "Choosing Clarity: The Path to Fearlessness" and a popular life coach and corporate people skills trainer.

Kim Giles

    SIGN UP FOR THE KSL.COM NEWSLETTER

    Catch up on the top news and features from KSL.com, sent weekly.
    By subscribing, you acknowledge and agree to KSL.com's Terms of Use and Privacy Policy.

    KSL Weather Forecast