News / 

Estudiante de BYU es pateado por un caballo quedando en coma a días de su boda

Estudiante de BYU es pateado por un caballo quedando en coma a días de su boda



Estimated read time: 5-6 minutes

This archived news story is available only for your personal, non-commercial use. Information in the story may be outdated or superseded by additional information. Reading or replaying the story in its archived form does not constitute a republication of the story.

PROVO — Jared Workman y Audrey Buckley han estado esperando el día de su boda durante la mitad de una década. Han esperado durante el tiempo de la universidad, las misiones de la iglesia y, a veces, el desafío de vivir separados.

El viernes es la fecha en que la pareja planeaba casarse en el Templo de Salt Lake. Enviaron anuncios de boda y establecieron un sitio web, que contaba de forma constante los días, horas, minutos y segundos que faltaban para la ceremonia.

Pero en vez de hacer los preparativos finales para el día de su boda, Buckley ahora pasa las horas restantes en una sala de espera del hospital, esperando que su prometido despierte pronto de un coma.

Y así, la espera se reanuda.

Workman, de 29 años, resultó herido a menos de una semana antes de la fecha de su boda mientras visitaba a su hermano en un rancho de Nephi. Él estaba con sus padres, que habían volado desde Florida para la semana de la boda.

Mientras estaba en el rancho, Workman saltó sobre un caballo para tratar de montarlo sin montura. Fue derribado, y en medio de la conmoción, otros caballos en el corral le dieron patadas en el costado de la cabeza y quedó inconsciente.

Su hermano menor, Tyler, saltó la cerca y corrió en su ayuda. Finalmente, Workman recuperó la conciencia y fue capaz de caminar a un coche y fue llevado a la sala de emergencias, donde respondió con coherencia a las preguntas del personal médico.

Poco después, Workman fue trasladado en avión a Utah Valley Regional Medical Center y fue operado de una fractura de cráneo. Desde entonces, él ha permanecido en estado de coma, y la familia ha considerado cada posibilidad mientras esperan ansiosamente.

"La primera cosa es, ¿y si no se despierta? ¿Qué pasa si no puedo hablar con mi hermano de nuevo?" dijo su hermana, Jenna Workman. "Aunque la cirugía salió bien, no sabemos qué efectos va a tener sobre su vida y su función cerebral".

Para añadir a las preocupaciones de la familia, Jared Workman no tenía seguro médico en el momento de su lesión. Con la boda a sólo unos días, él y Buckley planeaban inscribirse en la cobertura de seguro juntos una vez que se casaran.

Pero la falta de seguro y tener que posponer una boda son preocupaciones menores, dijo Buckley, cuando se compara con la esperanza de la recuperación total de Workman.

"En realidad no me importa mucho", dijo acerca de tener que cambiar de planes. "Estoy muy triste por no poder casarme con él esta semana, pero en este momento, yo sólo quiero que él esté bien".

Workman y Buckley se conocieron al asistir a la Universidad Brigham Young en el 2010. Buckley dijo que "al instante" se hicieron amigos y empezaron a salir. Finalmente, decidió servir en una misión para La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y fue llamado a las Filipinas.

Antes de irse, Workman le propuso matrimonio y ella dijo que sí. En el fin de semana en que regresó en febrero, le propuso matrimonio de nuevo, y los dos comenzaron a planear su boda para el 1 de mayo.

Esos son sólo algunos de los recuerdos acerca de los que Buckley tiene tiempo para reflexionar mientras pasa cada día con la familia de Workman en el hospital.

"Muchas cosas están pasando por mi mente", dijo. "Pero he estado realmente tratando de centrarme en la celebración en la esperanza alejando cualquier temor que tengo porque lo que va a pasar con él está en el aire. Sólo estoy haciendo mi mejor esfuerzo para aguantar".

Jenna Workman dijo que la familia ha "establecido un campamento" en la sala de espera, y su hermano ha hecho un progreso constante desde el sábado. Aunque en un principio estaba totalmente insensible, ahora sus ojos "lentamente" responden a la luz, y se retuerce cuando las enfermeras lo pellizcan, dijo.

"El sábado fue, obviamente, un día lleno de muy malas noticias, pero desde entonces, siento como que hemos recibido sólo buenas noticias por la forma en que está progresando", dijo Jenna Workman.

Porque Jared Workman no está cubierto por el seguro, una cuenta de Go Fund Me ha sido creada para ayudar a la familia a cubrir sus gastos médicos. Hasta el miércoles, el fondo había recaudado casi $10.000.

"La gente ha sido muy buena", dijo Buckley.

Buckley y la familia de su novio dicen que están haciendo todo lo posible para dejar el miedo a un lado, no sólo debido a la fuerte voluntad de Workman, pero a causa de su fe en Dios.

"Sabemos que Jared es un luchador. Eso es por qué es extraño verlo acostado allí, así que depende de todos estos tubos y tan vulnerable al futuro. Él es tan independiente y tan feroz, así que por eso es raro verlo conectado a esto. Pero también sabemos que él es un luchador, y tenemos mucha fe en que él va a salir de esto", dijo Jenna Workman.

"Casi todas son buenas noticias las que hemos recibido de los médicos, pero es realmente lento. Es difícil luchar contra el desánimo a veces", dijo Buckley. "Es sólo que hay que tener mucha fe, simplemente confiar en las promesas con las que he sido bendecida. Sólo confiando en que él está en las manos de nuestro Padre Celestial. Esto ha sido la cosa más grande en ayudarme a hacer frente a esto".

Las contribuciones a la cuenta de la familia se pueden hacer en www.gofundme.com/jaredworkman.

Morgan Jacobsen

    SIGN UP FOR THE KSL.COM NEWSLETTER

    Catch up on the top news and features from KSL.com, sent weekly.
    By subscribing, you acknowledge and agree to KSL.com's Terms of Use and Privacy Policy.

    KSL Weather Forecast