5 Señales de que está criando un hijo creído y tal vez sin saberlo

5 Señales de que está criando un hijo creído y tal vez sin saberlo



This archived news story is available only for your personal, non-commercial use. Information in the story may be outdated or superseded by additional information. Reading or replaying the story in its archived form does not constitute a republication of the story.

Como padres, no hemos sido creados iguales. Entramos en la paternidad desde un amplio espectro de pasados, con diferentes creencias. Mostramos afecto de manera diferente y, a menudo, nuestros puntos de vista disciplinarios no son los mismos.

Pero a pesar de nuestra larga lista de cosas que podemos contrastar en las prácticas de crianza, es seguro decir que hay ciertas cualidades que ningún padre quiere que su hijo posea. Hacemos nuestro mejor esfuerzo para enseñarles amabilidades, a pesar de los comportamientos medios que seguramente van a ver. Esperamos que aprendan la compasión, a pesar de que viven en un mundo egoísta. Y ningún padre quiere que "creído" sea una de las características en la hoja de vida de su hijo.

¿Pero que pasa si usted le está enseñando a su hijo a ser creído sin saberlo? Aquí hay cinco señales para saber si este es su caso:

1. Ustedes celebran sus logros a través de los fracasos de otros

Si su hijo anota cuatro goles jugando al fútbol y Billy sólo anota dos, Ud. ¿Se lo señala? ¿Amplifica sus éxitos mediante el análisis de las deficiencias de sus compañeros? Hay algo para decirle a los padres: que no comparen a sus hijos con otros niños.

¿Es parte de la competencia de la vida? Por supuesto. La clave está en enseñar a los niños que la confianza no viene por ser mejores que otros. Al contrario, hay que enseñarles que la auto-confianza proviene de una sola fuente: de ellos mismos. Algún día, cuando ellos no estén en ese equipo, o no reciban ese trabajo, van a necesitar que la auto-confianza genuina los ayude a recuperarse y a seguir adelante.

2. Usted les permite escuchar las conversaciones de adultos

¿Con qué frecuencia habla claramente sobre asuntos de adultos cuando los niños están presentes? Ya sea que usted está discutiendo el complicado divorcio de su vecino, criticando la cirugía de la nariz de su mejor amiga, o simplemente quejándose de su compañero de trabajo que no merecía ese aumento - un poco de auto-conciencia verbal puede llevarlo lejos.

Los pequeños oídos siempre están escuchando; y si usted piensa que su hijo es lo suficientemente maduro como para escuchar esas opiniones sin ser afectado, es posible que desee repensarlo. Cuando ponemos a nuestro hijo en nuestro mismo nivel, puede darle lugar a sentir que tiene derecho cuando se trata de su auto-percepción; una percepción equivocada que puede resultar sesgada cuando se trata de juzgar a otros.

Si no está seguro de lo que es apropiado, es probable que sea mejor errar por el lado de la precaución. ¿El beneficio adicional? Puede evitar que su hijo le diga a un profesor lo que realmente usted piensa de ellos!

3. Usted los rescata

¿Hay algo más difícil que ver a sus hijos sufriendo las consecuencias de sus propias decisiones? Es tan difícil no ponernos en el personaje de Súper mamá (o papá), arreglar todo y salvar el día. Después de todo, usted sabe mejor. Usted tiene la experiencia de vida y sabe la mejor manera de remediar ciertas situaciones.

Tan difícil como puede ser, es posible que desee colgar su capa y dar un paso atrás. Usted puede enseñarle a los niños desde una edad temprana que tendrán que rendir cuentas por sus decisiones al seguir adelante con lo que dicen y dejar que esas lecciones de vida se desarrollen y se muestren por si mismas.

4. Nunca habla de sus desafíos personales

¿Le ha dicho a su hijo de 7 años de edad acerca de cuando limpió baños durante seis meses consecutivos para ahorrar para las clases de guitarra? ¿Le ha oído hablar su hijo adolescente de las veces que comía arroz blanco en cada comida cuando iba a la universidad? ¿Y aquella vez que no pasó la clase de química o cuando perdió su trabajo?

Al hablar de sus luchas, le está demostrando a su hijo que el trabajo duro y la disciplina es lo que le lleva a donde quiere estar. El mundo en el que están creciendo predicará un mensaje contrario: que no necesitan esperar por las cosas que quieren.

En estos días, la gratificación instantánea es el nombre del juego, y el impulso a una fuerte ética de trabajo ha quedado en el camino. Los niños necesitan entender que no reciben un buen coche con un chasquido de dedos; nadie vino y le entregó a usted una casa bonita; sea realista con ellos - y sea honesto.

5. Se establecen expectativas poco claras o no se establece ninguna expectativa

Puede parecer difícil de creer, pero, en general, los niños quieren que sus padres se sientan orgullosos. Dentro de lo razonable, es importante que usted fije altas expectativas para su hijo, que les enseñarán a establecer altas expectativas para sí mismos.

Pregúntense qué expectativas tiene, y si su niño es consciente de ellas. ¿Espera que su niño use sus modales? ¿Espera que su estudiante de primaria desarrolle nuevas habilidades y talentos, incluso si es difícil al principio? ¿Espera usted que su hijo adolescente tenga un trabajo de verano y ahorre dinero?

A menudo escuchamos a los padres diciendo: "Da lo mejor de ti!" - Y deja las cosas así. Si su hijo llega a casa con una "F" en su boleta de calificaciones y le dice que ella trató de hacer lo mejor, entonces, ¿qué? Técnicamente, ha llegado a sus expectativas. Es importante hacer lo mejor, pero si no establecemos una barra podemos terminar con niños creídos que creen que el éxito viene fácil - que el éxito no importa.

El hecho es que los niños creídos se convierten en adultos creídos (¿conocen a alguien?). Esto comienza absolutamente con usted.Mariel Reimann is the Content Director at KSL Latino. She's studied law at the National University of Cordoba, currently resides in Salt Lake City, Utah. Email: mreimann@ksl.com.

SIGN UP FOR THE KSL.COM NEWSLETTER

Catch up on the top news and features from KSL.com, sent weekly.
By subscribing, you acknowledge and agree to KSL.com's Terms of Use and Privacy Policy.

KSL Weather Forecast