Postergar la Seguridad Social podría tener sentido en el plano económico

Postergar la Seguridad Social podría tener sentido en el plano económico



Estimated read time: 6-7 minutes

This archived news story is available only for your personal, non-commercial use. Information in the story may be outdated or superseded by additional information. Reading or replaying the story in its archived form does not constitute a republication of the story.

Salt Lake City – La mayor parte de los estadounidenses cobra los beneficios de Seguridad Social antes de haber llegado a lo que la Administración de la Seguridad Social define como edad de retiro. Al hacerlo, esas personas podrían estar privándose de pagos de beneficios mucho mayores.

Según información de la Oficina de Contraloría General de los Estados Unidos, sólo el 8 por ciento de los hombres y el 7 por ciento de las mujeres esperan hasta los 67 años para solicitar los beneficios de Seguridad Social. En realidad, la edad más habitual es 62 años, y casi la mitad solicita los beneficios en el primer mes de elegibilidad.

La Administración de la Seguridad Social establece: “Si se empieza a recibir los beneficios de forma anticipada, éstos se reducirán sobre la base de la cantidad de meses que se reciben los beneficios antes de llegar a la edad de retiro.”

En el caso de alguien cuya edad de retiro es 66 años, a los 62 la reducción de beneficios es de 25 por ciento. Eso significa que alguien que tiene derecho a un beneficio mensual de 2.000 dólares a la edad de retiro recibiría 1.500 dólares si solicitara el beneficio a los 62.

Si la persona que solicita los beneficios a los 62 años sigue trabajando, puede haber sanciones importantes.

Para 2014, la Administración de la Seguridad Social limita los ingresos de alguien que se retira de forma anticipada a 15.480 dólares (1.290 dólares por mes). Para aquellos cuyo ingreso supere ese monto, los beneficios se reducen un dólar por cada dos dólares ganados por encima del límite. No hay restricciones al ingreso percibido pasada la edad de retiro.

Hay, en cambio, incentivos para quienes se retiran y postergan la toma de beneficios.

Como explica socialsecuritychoices.com, “Esperar hasta pasados los 62 años para solicitar los beneficios parece caro, ya que no se cobra. Pero esperar también ofrece una importante ventaja: por cada año que se postergue la solicitud, los beneficios aumentan para el resto de la vida. Por otra parte, esos beneficios están protegidos contra la inflación.”

En la actualidad, la Administración de la Seguridad Social ofrece un incremento de entre 5 y 8 por ciento (según el año de nacimiento) de los beneficios anuales por cada año que una persona postergue los beneficios luego de alcanzada la edad de retiro y durante hasta cuatro años.

Eso significa que una persona que alcanza la edad de retiro a los 66 puede recibir un beneficio 32 por ciento mayor si posterga la solicitud de ese beneficio hasta cumplir los 70 años. Si a los 66 años el beneficio de retiro de esa persona es de 2.000 dólares al mes, podría recibir en su lugar pagos mensuales de 2.640 dólares. Es un 76 por ciento más de lo que la misma persona recibiría si los pagos comenzaran a los 62 años.

Según el Informe de Retiro de Kiplinger, para los retirados tiene sentido en el plano económico gastar los fondos IRA y 401K al comienzo del retiro y postergar la solicitud de los beneficios de Seguridad Social hasta los 70 años. Además de ofrecer pagos mensuales de Seguridad Social más altos, también tiene ventajas impositivas. Mientras que los retiros de IRA están gravados como ingreso común, los beneficios de Seguridad Social tienen una carga impositiva menor.

La selección del beneficio también puede tener impacto en otras personas

Otro factor que muchos retirados no tienen en cuenta es que cuándo y cómo optan por solicitar los beneficios puede tener efectos en los beneficios de otros miembros de la familia, como cónyuges y beneficiarios sobrevivientes.

La Administración de la Seguridad Social define al empleado retirado como “el beneficiario primario, dado que es sobre el monto de su seguro primario que se basan todos los beneficios de sobrevivientes y personas a cargo.”

Cuando alguien se retira y toma un beneficio reducido anticipado de Seguridad Social, esa decisión, a su vez, reduce los beneficios que podrían corresponderle a un cónyuge o a un hijo a cargo. Por ejemplo, alguien cuya edad de retiro es 66 años recibiría una reducción de 25 por ciento si los beneficios comenzaran a los 62, pero la reducción del beneficio por cónyuge sería de 30 por ciento, según la Administración de la Seguridad Social.

A los efectos de ilustrar mejor la situación, imaginemos que a una edad de retiro de 66 años, el beneficio mensual de un beneficiario primario es de 2.000 dólares. El beneficio del cónyuge sería de 1.000 dólares, por lo cual el beneficio total familiar sería de 3.000 dólares.

Si esa misma pareja empezara a cobrar los beneficios cuando el beneficiario primario tuviera 62 años, el pago mensual del beneficiario primario sería de 1.500 dólares, el del cónyuge sería de 700 dólares y el beneficio total familiar sería de 2.200 dólares.

En ese caso, si el beneficiario primario muriera luego de optar por ese beneficio anticipado, el cónyuge sobreviviente recibiría el beneficio de 1.500 dólares. Pero si el beneficiario primario esperara hasta los 70 años para empezar a cobrar los beneficios y luego muriera, el cónyuge sobreviviente recibiría 2.640 dólares mensuales en lugar de 1.500 dólares.

En otras palabras, al esperar hasta los 70 años para cobrar el beneficio de la Seguridad Social (en lugar de hacerlo a los 62), el beneficiario primario asegura que el beneficio del cónyuge sobreviviente sea de 2.640 dólares en lugar de 1.500 dólares. Es un incremento de 76 por ciento.

Otra forma de considerarlo es que al esperar hasta los 70 años, el beneficio mensual de 2.640 dólares para el beneficiario primario es un 20 por ciento superior al beneficio total familiar de 2.200 dólares para una pareja que opta por el retiro anticipado.

El hecho de que el beneficiario primario espere hasta los 70 años para cobrar los beneficios no significa que los beneficios de Seguridad Social no estén disponibles hasta entonces. Una vez que el beneficiario primario alcance la edad de retiro (66, en este caso), el cónyuge puede empezar a cobrar un beneficio marital de hasta el 50 por ciento del monto del seguro del beneficiario primario.

La Administración de la Seguridad Social recomienda: “Hay que tomar una decisión informada respecto de cuándo solicitar los beneficios sobre la base de las circunstancias personales y familiares.”

Para ello, hay que evaluar todas las opciones con cuidado y tal vez consultar a un asesor idóneo sobre el mejor momento y la estrategia más adecuada para solicitar los beneficios.

Flint Stephens es licenciado en Comunicaciones por la Universidad Brigham Young. Es asesor registrado de inversiones de Strategis Financial Group Inc. en Provo.Cecilia Beltramo is a Uruguayan translator, journalist and borzoi breeder living and working in Buenos Aires, Argentina, for several years now for both local and international media. You can contact her via email at: ceciliabeltramosalaverria@gmail.c

Flint Stephens

    SIGN UP FOR THE KSL.COM NEWSLETTER

    Catch up on the top news and features from KSL.com, sent weekly.
    By subscribing, you acknowledge and agree to KSL.com's Terms of Use and Privacy Policy.

    KSL Weather Forecast