News  /  Local  /  Historias  / 

Los padres de UT que se llevaron a sus hijas sin tener su custodia son acusados de secuestro

By McKenzie Romero  |  Posted May 10th, 2016 @ 2:49pm



 

Los padres sin custodia que tomaron a sus dos niñas de la mujer que las cuidaba huyendo con ellas a Nuevo México han sido acusados ​​de secuestro.

Christopher John Montoya, de 35 años, y Mónica Jody Martínez, de 27 años, están acusados en la Corte del segundo Distrito de dos cargos de secuestro de un niño, un delito grave de primer grado.

Las comparecencias iniciales no se han programado para la pareja, que permanece encarcelada en Gallup, Nuevo México, en espera de la extradición.

Según la policía, Montoya y Martínez tomaron a sus dos hijas, de 3 años de edad, Marae Montoya y 11 meses de edad, Cynthia Montoya, de la casa donde estaban siendo atendidas durante la tarde del 5 de mayo.

La pareja ya no tiene la custodia de las niñas y tiene una orden judicial de no tener contacto con ellas debido a un historial de violencia doméstica en presencia de las pequeñas, de acuerdo con una orden de captura.

El supuesto secuestro provocó una alerta Amber, que fue vista por un empleado de un Motel 6 en Gallup, que reconoció a la pareja cuando pidieron un cuarto alrededor de las 4 a.m. del día siguiente. La persona encargada del motel llevó a Montoya a una habitación, verificó que el vehículo correspondía con el de la Alerta Amber, y notificó a la policía.

La pareja fue detenida sin incidentes, y las niñas fueron recuperadas por los oficiales que vinieron preparados con pañales, fórmula y otros artículos. La policía en el momento dijo que era desconocida la razón por la que Martínez y Montoya fueron a Nuevo México el mismo que sería su destino final.

De acuerdo con la orden de detención, la pareja fue a una oficina de la División de Servicios para Niños y Familias en Clearfield antes de buscar a sus hijas en Clinton. Montoya se encontraba "muy combativo, hizo amenazas y estaba agitado" y parecía estar bajo la influencia de sustancias controladas, según los documentos.

Tras un enfrentamiento, Montoya salió de la oficina de repente, fue a Clinton y se llevó a las niños, según la policía.

Se creía que Montoya no había estado tomando su medicina psicotrópica para una enfermedad mental que padece, según los documentos.

La historia criminal de Utah de Montoya se remonta al menos a 1999, cuando fue declarado culpable de intento de asalto agravado, según documentos judiciales. Otras condenas incluyen no detenerse ante la orden de la policía en 2009 y nuevamente en 2011, alteración del orden público en 2015, y dañar un coche de policía en 2015 tras ser detenido en un incidente.